Entrevista a Jorge de Juan, un vecino de San Blas en la lista de EQUO por Madrid

¿En qué barrio de Madrid vives y por qué te presentas como candidato?

Vivo en San Blas, en la Avenida de Guadalajara. Una de las mejores cosas en las que hemos participado quienes formamos EQUO es la posibilidad de contar con una amplia lista de personas y perfiles entre los que elegir nuestra candidatura. Sabiendo que era muy difícil siquiera salir elegido en el puesto 36, creo que era un deber y un privilegio el poder participar. Teniendo en cuenta lo anterior y la posibilidad de disponer de tiempo para EQUO me parecía una buena forma de colaborar con el proyecto, que apuesta por la participación ciudadana.

¿Cómo piensas relacionarte con la ciudadanía como diputado?

Dada mi posición en la lista (29), si fuera elegido diputado eso significaría que EQUO ¡¡tendría mayoría absoluta!! y el resto de partidos tendrían que conformarse con siete diputados por Madrid. Bromas aparte, creo que la relación de un diputado con quienes pretende representar tendría que ser lo más directa posible, y por tanto, habría de facilitarse su relación con los ciudadanos. Evidentemente las nuevas tecnologías dan muchas posibilidades, pero también los encuentros presenciales periódicos para un trato más personal. La consulta a las bases y a los votantes tendría que ser un punto esencial.

¿Qué motivos hay para el optimismo en medio de esta crisis económica, social y política?

Soy realista, pero también optimista por naturaleza, sino no estaría en EQUO. Cuando a finales del Paleolítico desapareció gran parte de la caza, posiblemente en parte por una sobreexplotación de nuestra especie, se desarrolló la agricultura. Hoy con toda nuestra tecnología, ¿no vamos a ser capaces? Si queremos podemos hacerlo, solo hace falta voluntad y determinación para cambiar las cosas. Esencialmente qué y cómo consumimos.

¿Qué exigencias plantea EQUO en relación con la transparencia política?

Se puede ver en el programa de EQUO y en el decálogo de cargos electos.

¿De qué manera organiza EQUO el funcionamiento del partido, la elección de candidatos o la transparencia de sus cuentas para evitar que sea una organización controlada por una cúpula?

Existen varias herramientas. Tal vez la principal sea la red social. EQUO es un proyecto en construcción por lo que muchos elementos de la organización están por desarrollar, y en la que la opinión de sus integrantes tendrá que dar forma a la estructura. Todas las personas que formamos EQUO tenemos que trabajar para mejorar las herramientas de participación y comunicación interna, estableciendo los controles que sean necesarios para evitar reproducir los errores de los partidos tradicionales. Espero que en breve todos los gastos e ingresos del partido puedan ser consultados.

¿Como responderías a quien dice que EQUO divide el voto de izquierda o que hace suyas propuestas del movimiento 15M para capitalizar su apoyo? ¿Qué te parece este movimiento y la reciente ocupación de edificios?

No creo que EQUO divida nada ya que, en mi opinión, expresa una nueva concepción de la política desarrollada a partir de las experiencias fallidas del pasado y el conocimiento que ahora tenemos de los límites del planeta. A título personal participé en la primera manifestación del 15M, y en las siguientes, con otras personas de EQUO o de mi barrio. Pero EQUO me enamoró con anterioridad. No creo que EQUO haya tratado en ningún momento de capitalizar un movimiento ciudadano que es muy celoso de su independencia, por lo que desde EQUO siempre se le ha tratado con mucho respeto. Pienso que tanto EQUO como el 15M expresan un hartazgo con los políticos tradicionales y un afán por hacer las cosas de modo diferente por lo que comparten muchos planteamientos y formas de trabajo. El 15M ha permitido agitar una ciudadanía que parecía dormida, especialmente entre la juventud, propiciando la aparición de numerosas iniciativas muchas de las cuales tendrán un largo recorrido. La ocupación de edificios es una consecuencia de la realidad que nos rodea. Expresa una reivindicación por el derecho al uso ciudadano de los espacios públicos y del acceso a la vivienda.

¿Qué opinión te merecen las últimas privatizaciones de organismos públicos como AENA o Loterías del Estado? ¿Cómo habría que financiar la sanidad y la educación?

Las privatizaciones tratan de despojar a la comunidad de bienes públicos que son de todos. Por tanto estamos en contra. Con ellas se busca pagar las deudas generadas por una mala gestión basada en el desarrollismo y la especulación para finalmente volver a alimentar al “monstruo” que nos ha llevado a esta situación. La financiación de la sanidad y la educación puede acometerse desde la reducción del gasto en partidas innecesarias o excesivamente hinchadas (defensa, obras faraónicas o ineficientes, privilegios fiscales para grupos favorecidos como las SICAV, etc) y por un aumento impositivo especialmente sobre quienes más tienen, además del establecimiento de nuevos impuestos sobre las industrias contaminantes.

¿Qué modelo energético propone EQUO?

La energía es un problema no solo ambiental, sino también económico en el caso particular del Estado español. Dependemos en más de un 70% de los combustibles fósiles para la producción de energía. Por tanto el cambio hacia un modelo de 100% renovables conllevaría muchos beneficios a medio y largo plazo tanto en la reducción de la balanza de pagos como en la creación de empleo y de nuevas industrias no contaminantes.

¿Qué opinas de que los derechos sociales sean tratados habitualmente como meras declaraciones de buenas intenciones sin que exista voluntad política de hacerlos realidad?

En mi opinión sería necesario realizar una reforma legislativa que permitiera dar una mayor relevancia a estos derechos principalmente a la salud, a la educación, a la vivienda y los derechos de participación y petición. Algunos de ellos podrían ser elevados a la categoría de derechos fundamentales por medio de un cambio constitucional (muy complicado) y los que ya lo son podrían verse reforzados con mayor concreción en el texto constitucional. Entre tanto esto sea posible sería necesaria la modificación de varias leyes orgánicas que los garantizaran adecuadamente.

Comentarios cerrados.